Domingo, 13 Enero 2019 23:49

BERESHIT la Experiencia Judía en Montevideo

La capital de Uruguay ofrece varios circuitos turísticos para recorrerla y disfrutarla en profundidad. Uno de los más destacados es “La Experiencia Judía”, para conocer las raíces judías en Montevideo.


por María Shaw

Es un fascinante viaje en el tiempo hacia los orígenes de la inmigración judía al Uruguay y al proceso de conformación de la comunidad. Se realiza una recorrida por diferentes barrios, con visita a los sitios más emblemáticos del Montevideo Judío para descubrir tesoros ocultos. Una experiencia activa, dinámica y memorable, guiada por el Lic. Shai Abend.

Una soleada mañana de diciembre partimos desde la PlazaGomensoro, en Pocitos, en un micro en el que se mezclaban agentes de viajes, guías turísticos y medios de prensa. Creo que nadie suponía que este viaje turístico se iba a convertir en una experiencia removedora, tanto para los integrantes de la colectividad como para los no judíos.

El recorrido es de unas dos horas y media, en el que el guía nos va introduciendo en la historia en la medida que vamos recorriendo sitios emblemáticos. Una historia que tiene 5779 años y que en Uruguay se remonta al siglo XIX, cuando llegaron los primeros judíos; la primera mención es en un diario de Salto de 1878. Estos inmigrantes, de diversos orígenes, se instalaron en distintos departamentos y en todos los barrios de Montevideo, sobre todo en la Ciudad Vieja, el Centro y Villa Muñoz-Reus (aún hoy conocido como “el barrio de los judíos”). En los años posteriores a la segunda guerra mundial, arribaron entre 3.000 y 3.500 sobrevivientes del Holocausto, la última oleada migratoria.

La primera parada del tour es en el Memorial del Holocausto. Es parte del parque de la rambla montevideana, inmerso en el paisaje urbano, en el que los simbolismos llaman la atención: las vías de tren, la piedra, el granito, un muro que representa el Muro de los Lamentos o el gueto de Varsovia, una Plaza de la Reflexión, la Rampa de la Esperanza con frases de célebres filósofos, una escalera que hace elevar la mirada que se pierde en el horizonte del Río de la Plata.

La sinagoga y centro cultural de la Comunidad Israelita Sefaradí, ubicada en Buenos Aires 234, de estilo neoclásico, es impactante; es la segunda parada del circuito. Fue inaugurado en 1956, con capacidad para mil personas. Shai informa que hay otros 6 templos en Montevideo, 3 en Punta del Este y 1en Paysandú.

El recorrido nos lleva por los barrios Reus, Goes y Villa Muñoz, donde la mitad de los habitantes eran judíos. Hoy la cuadra de Emilio Reus y Blandengues es una típica postal turística de Montevideo. La última parada es en una antigua sinagoga de 1932, en la calle Inca -que ya no está en uso-, donde compartimos panJalá trenzado y vinotinto dulce Kosher Sabat, con el brindis: ¡Lejaim! ¡Por la Vida!

Foto portada: Shai Abend en el Memorial del Holocausto
Galería de imágenes: 1.- Exterior de la sinagoga y centro cultural de la Comunidad Israelita Sefaradí. 2.- Interior de la sinagoga de la Comunidad Israelita Sefaradí. 3.- Barrio Reus al Norte. 4.- ¡Lejaim! ¡Por la Vida! Brindis con vino Sabat.

L/D

www.cipetur.com