Domingo, 13 Septiembre 2020 20:49

El turista y el negocio del turismo post Covid 19

Las aerolíneas, los hoteleros, las agencias de viajes y los otros servicios del negocio turístico están ansiosos por la suspensión de las restricciones originadas por el coronavirus.

por Levi Benshimol R.*

El sector privado del turismo uno de lo más goleados por la pandemia, espera que pronto los destinos turísticos nacionales, estén abiertos y aptos para recibir la llegada de los visitantes, que por las circunstancias económicas sociales y políticas por la que atraviesa el país, tendrá otro perfil dentro del mercado del turismo, que deben bien investigadas y analizadas, sin sentimentalismo, sin máximo optimismo, sino con verdadera realidad existencial y ya que los viajes no serán masiva, sino que serán privilegiados y de profunda diferencia de clases sociales, pues no todo aquel que tenga intenciones viajar lo podrá hacer.

Bajo esa realidad, el sector turístico debe ya tener establecidas, sus propias estrategias comunicacionales, para crear en la mente del nuevo viajero la necesidad de viajar, pues, sus prioridades después del post Codvid 19, serán otra ya que el perfil del viajero ha cambiado, ahora prefieren destinos con políticas sustentables y que protejan el medio ambiente, al elegir rutas cercanas a sus lugares de origen, además será más selectivo, más exigente, más acucioso, más estricto, antes de tomar la decisión de viajar, por lo que sector turístico deberá tomar otras medidas no tradicionales, para convencerlo de que viaje, a pesar de todo.
 
Hasta ahora el viajero aceptaba todo lo que se le ofrecía, tanto el destino, como los integrantes de la actividad comercial del turismo sin mucho rezongar y hasta agradeciendo el poder haber logrado viajar, acción pasada.
 
La situación del turismo en Venezuela, post Covid 19, será muy crítica en los próximos meses, la escasez de gasolina, en los destinos turísticos, en las carreteras en las ciudades y su costo, impedirían a la mayoría de viajeros movilizarse, como antes lo hacían a través del transporte terrestre, en cuanto al viajero del transporte aéreo, este se verá afectado por los precios en los pasajes y la reducción de frecuencia, que mermará el volumen de pasajeros a los destinos turísticos, en cuanto al sector hotelero, este también sufrirá notable baja en las reservaciones y en su ocupación, por el incremento en el valor en los servicios debido a la dolarización, en relación a las agencias de viajes, estas también sufrieran el impacto en sus operaciones, debido al uso de la cibernética, ya que los viajeros, en la cuarentena, han aprendido las virtudes de esa tecnología, y ya pueden desde sus hogares o sitios de trabajo, hacer cualquier tipo tramitación de viaje que requieran, ocasionándole a las agencia perdida en el número de clientes actuales y potenciales.
 
Con esos presagios, el sector privado del turismo nacional tendrá el compromiso y la obligación de renovarse, reinvertirse con creatividad, para lograr que a pesar de las circunstancias, tiene que sobrevivir, por lo tanto los negociantes de la actividad turística debe tomar la crisis de la pandemia como una gran oportunidad para crecer y aplicar antes esa realidad está sabias palabras: “La vida no es esperar que pase la tormenta, es batallar bajo la lluvia”.

*Desde Venezuela, Levi Benshimol R. Director de LE VI EN TURISMO

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.