Sábado, 01 Febrero 2020 20:38

Acervo portugués, Belém, ciudad de los navegantes. Parte II

Belém (ing. Bethlehem) si bien no cuenta con tantas fachadas con azulejos azules, (ver parte I), es reconocida por su concentración de monumentos nacionales y espacios públicos, incluyendo una mezcla de edificios históricos y símbolos modernos de la cultura portuguesa.

por Lic. Ma. Elisa Fernández Delgado

*Ciudad de Belém, la ciudad de los navegantes al camino a las Indias

Esta yuxtaposición de iconos se desarrolló por la importante posición militar que fuera Belém a lo largo del Tajo; su papel en la exploración en India y el Lejano Oriente (camino a las Indias); además de la construcción de residencias reales de nobles de los siglos XVII-XVIII. Tal destaque llevó a construir el monumento a los Navegantes sobre la orilla del río Tajo (ver foto).

Torre de Belém   

La Torre de Belém situada sobre la roca, integra una isla a lo largo de la orilla norte del río Tajo, se construyó como sistema defensivo para proteger el acceso al estuario del río. Es uno de los símbolos icónicos de la parroquia de Belém. Fue construida c. 1514 por orden del rey Manuel I de Portugal. La torre se llamó originalmente Torre de San Vicente, custodiaba la entrada al puerto del mismo nombre, se encontraba en una isla pequeña, lado derecho del Tajo rodeado por agua,  hoy es visitada constantemente.

Monasterio de los Jerónimos

Próximo al territorio donde se levantó la Torre de Belém, se construyó un edificio enorme denominado “Monasterio de los Jerónimos” (ver foto). Esta edificación es uno de los ejemplos que destaca al estilo arquitectónico portugués gótico tardío “manuelino” que surgió en Portugal. Se construyó a solicitud del rey Manuel I es un edificio cercano al sitio de donde partió Enrique el Navegante y donde se había construido una iglesia dedicada a Santa María de Belém en el siglo XV.

Con el objetivo de perpetuar la memoria de Enrique y reconocer su gran devoción por Nuestra Señora y San Jerónimo, el rey decide establecer el Monasterio de Santa María de Belém, ubicado a las afueras de Lisboa a orillas del Tajo; debe su nombre a la Orden de San Jerónimo a quien le fuese entregado el Monasterio.

Casa del Sodré y el Chiado

El topónimo Chiado ha existido desde 1567, este nombre se refería a Garrett Street, más tarde se denomina a toda el área de su alrededor. El terremoto de Lisboa (1755) afectó la zona y destruyó todo a su paso. El plan de reconstrucción de la ciudad estuvo a cargo del Marqués de Pombal e incluyó el Chiado. Aquí abrió calles para conectar el área con la Baixa Pombalina y las nuevas iglesias que fueron reconstruidas en estilo rococó y barroco, como: Basílica de los Mártires, Iglesia de la Encarnación e Iglesia de Loreto (ver foto).

En el siglo XVIII y, especialmente en el siglo XIX, una gran cantidad de establecimientos comerciales abrieron sus puertas en el Chiado, convirtiéndose en la zona comercial. En otro orden de temas, la circulación por las empedradas calles y a veces inclinadas, es bastante acorde con el movimiento urbano. Se puede caminar tranquilamente por ellas, aunque el turista puede hacer uso del Tranvía eléctrico, por ejemplo la línea 28  lo llevará prontamente hasta la cima del barrio el Chiado, pero no se lo puede esperar con asientos porque es un servicio muy solicitado.
En lo alto del barrio D´Afama hay pequeñas recintos donde cenar y escuchar Fado, movimiento musical con acordes originales de Portugal.  

Hoy por hoy el Chiado desde la década de los 60 se ha convertido en un sitio turístico, recorrido  y transitado por miles de turistas que hacen uso de los clásicos tranvías eléctricos también de regreso al Centro de la ciudad.

Baixa de Lisboa (el Centro de Lisboa)
         
Al Centro de Lisboa, también se lo llama Baixa Pombalina porque fue construido por orden del Marqués de Pombal, tras el gran terremoto. Se ubica entre el Terreiro do Paço, cerca del río Tajo, Rossio y la Plaza de Figueira, y longitudinalmente entre Cais do Sodré, Chiado y Carmo, por un lado, y la Catedral y el cerro del Castillo de San Jorge.
                                                                                     
El centro de la ciudad fue la parte más afectada de Lisboa, hubo de reconstruirse toda la ciudad al quedar en ruinas. Se utilizó un plan geométrico para re- construirla siguiendo las concepciones iluministas imperantes en la época.  

Se puede ver la Catedral de Lisboa (en portugués: Sé de Lisboa, ver foto), a menudo llamada simplemente Sé, es una iglesia católica romana y la iglesia más antigua de la ciudad. Es  el sitio de la Arquidiócesis de Lisboa. Desde el inicio de la construcción de la catedral, en el año 1147, el edificio fue modificado varias veces y sobrevivió a terremotos.

Si se continúa a lo largo del Tajo hacia el este, se encuentran algunas fuentes de agua importantes de Lisboa, como Chafariz D' El Rey (Fuente del Rey, siglo XVI) y Chafariz da Praia (Fuente de playa); además de algunos conventos y monasterios importantes de Lisboa, como el Monasterio de San Vicente de Fora y el Panteón Nacional.

Foto de portada: Torre de Belém, a orillas del río Tajo

Galería de imágenes: 1.- Monumento a los Navegantes – Porto sobre la orilla del río Tajo. 2.- Simbólico edificio portuario, o fortaleza construida para la salida de los navegantes-Porto. 3.- Iglesia del Loreto. 4.- Monasterio de los Jerónimos. 5.- Barrio de El Chiado Lisboa –edificio estilo rococó. 6.- Casa de Sodré - actual Mercado de comidas. 7.-Tranvía turístico pasa por el Arco de calle Augusta, por lo gral son conducidos por mujeres. 8.- Centro de Lisboa, al fondo  castillo de San Jorge sobre la colina. 9.-Arco de  calle Augusta, detrás Plaza del Comercio con la estatua de Alberto I. 10.-Centro de Lisboa,  plaza del Rossío con esas baldosas tan destacables de Portugal. 11.- En Lisboa casi todo hace referencia al Márquez de Pombal gracias a la reconstrucción que realizara después del terremoto de 1755. Esta importante plaza lleva su nombre y monumento. 12.-La catedral de Lisboa o simplemente se la denomina Sé

* fotos de la autora

L/D

www.cipetur.com